Lo que nadie entendió sobre la Caja de Pandora


Lo que nadie entendió sobre la Caja de Pandora.




Ovidio, holgazán para las cronologías, explica que Pandora fue la primera mujer que existió. La creó Hefestos, por orden de Zeus; y, al igual que Eva, fue creada para ser la consorte de un hombre: Epimeteo.

Como regalo de bodas, Jehová prohíbe a Adán y Eva comer del árbol del conocimiento, obsequio que algunos comentaristas juzgan pretencioso. Zeus, por su parte, le regaló a Pandora y Epimeteo un pithos, especie de vasija ovalada, con instrucciones específicas de no abrirla jamás.

Ambos dioses —Zeus y Jehová— tomaron la precaución de dotar a la mujer con una gran curiosidad, los cual nos permite deducir que el pecado original fue fríamente calculado. Y así como Eva probó la manzana, es decir, transgredió una prohibición expresa de Dios, Pandora abrió la caja.

En la noche de bodas, inexplicablemente aburrida, Pandora abrió el obsequio que Zeus le había dado y todos los males concebidos antes del tiempo escaparon y se esparcieron por el mundo: hambre, enfermedad, muerte, odio, dolor.

El resto de la historia es tan conocida como falsa.

Cuando Pandora reaccionó, y finalmente logró cerrar la caja, lo último que alcanzó a salir fue Elpis, la esperanza. De este mito procede la expresión: lo último que se pierde es la esperanza; aunque su interpretación suele ser errónea.

Aquella idea de que la esperanza era lo último que había en la caja de Pandora es una invención trasnochada de Ovidio. Ni Homero ni Hesíodo suscriben esa opinión. De hecho, las versiones más antiguas del mito sostienen que la esperanza fue lo último en salir de la Caja de Pandora; ninguno que fuese lo último que había en su interior.

Este detalle, en apariencia, insignificante, transforma por completo el sentido del mito:

Si la esperanza fue lo último en salir antes de que la muchacha cerrara abruptamente la vasija, no lo último que había en la Caja de Pandora, entonces es justo razonar que la esperanza también fue forjada como un tormento.




Mitología comparada. I Seres fantásticos de la mitología.


Más literatura gótica:
El artículo: Lo que nadie entendió sobre la Caja de Pandora fue realizado por El Espejo Gótico. Para su reproducción escríbenos a elespejogotico@gmail.com

6 comentarios:

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Tal vez porque la traducción a esperanza no era exacta, hasta puede ser que sea erronea. No era un bien entre males. Era uno más de los males.
Un error que tomó la saga de videjuegos God of War, en que Kratos lega la esperanza a la humanidad.

Fernando Borja dijo...

Un hecho que no lo vi venir, genialidades

luciano pezoa dijo...

O tal vez solo una olimpica estratagema contra/a favor de la humanidad, entregando males implacables y su ilusoria posibilidad de ser conjurados.

Maria Alvarado dijo...

quiero obtener la novela gotica el juez, soy de venezuela. como la podre conseguir?

Albany Lobo dijo...

excelente historia como siempre, muchas gracias por compartirlo, no sabia exactamente lo que era la caja de pandora y mas aun, su historia, feliz dia.

Simona Nohan dijo...

Excelente, el único blog decente en el tema. También considero que la esperanza, es un mal para la humanidad. Un mal necesario, pero mal al fin. A veces da fuerza , a veces ciega, sobre todo si la esperanza consiste en cumplir algún capricho, o creer que una mala persona puede cambiar. Gracias!!



Lo más visto esta semana en El Espejo Gótico:

Cuentos modernistas.
Relato de Katherine Mansfield.
Poemas de George Heath.

Poema de Robert Frost.
Ensayos de Virginia Woolf.
Relato de E.T.A. Hoffmann.